La inversión en bioeconomía circular, una prioridad en el sector del papel

0
32
  • inversión bioeconomía circular, prioridad sector papel
  • Con un incremento del 21% respecto al año anterior, ascendió en 2018 a 471 millones de euros, un 9,9% de la facturación.
  • Así se recoge en el Informe Anual del Sector Papelero presentado recientemente por ASPAPEL, en el que se contemplan datos de especial interés en el ámbito industrial, medioambiental, económico y social.
  • Se destaca así el incremento de la facturación en un 8,6%, procediendo en un 56% de las exportaciones; el incremento del consumo de papel en un 1,9%; y el de los papeles para embalajes, todos muy por encima del PIB
  • La infraestructura industrial del sector, conformada por 70 fábricas de papel y 10 de celulosa, da empleo directo a 16.595 personas (un 1,9% más), con un 89% de contratos indefinidos. Esto se traduce en una aportación global a la economía española de la cadena de valor en su conjunto que asciende al 4,5% del PIB y al 18,5% del empleo industrial.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
32

Recientemente, ASPAPEL presentó un completo Informe Anual del Sector Papelero en el que se recogen datos de especial interés en el ámbito industrial, medioambiental, económico y social.

Entre otras muchas informaciones, se alude a que la facturación se vio incrementada en un 8,6%, llegando a los 4.779 millones de euros, procediendo en un 56% de las exportaciones.

Si bien los papeles gráficos (es decir, los destinados a papel prensa y, en menor medida, a los papeles para impresión y escritura) ven descender su producción en un 16%, los destinados a envases, higiénicos y especiales aumentan en porcentajes que van del 7 al 2%.

Los papeles para embalajes crecen todos muy por encima del PIB. Ello es debido a que los embalajes de papel y cartón, dado su carácter renovable, reciclable y biodegradable, están sustituyendo, cada vez más, a otros materiales de recursos no renovables, circunstancia que se refuerza por el auge del comercio electrónico.

De esta forma, el consumo de papeles para cartón ondulado se incrementa en un 4,3% y se acerca a los 3,3 millones de toneladas y el cartón estucado aumenta su consumo en un 7,4%, superando las 770.000 toneladas. No obstante, el mayor crecimiento, en un 11,6%, lo registran otros papeles para envases y embalajes tales como bolsas, sacos, tubos, celulosa moldeada, etc, que se sitúan en las 499.000 toneladas consumidas.

Los papeles para embalajes crecen todos muy por encima del PIB

En términos generales, el consumo de papel aumentó en un 1,9%, encadenando así cinco años de crecimiento del consumo que se sitúa en 6,9 millones de toneladas.

En este sentido, cabe señalar que España es el quinto consumidor de papel de la UE en volumen, tras Alemania, Italia, Francia y Reino Unido, posicionándose el consumo per cápita en 147,5 kilos, frente a los 146 kilos del año anterior.

Industria y empleo

A nivel laboral, indicar que, con 70 fábricas de papel y 10 de celulosa, el sector cerró 2018 con 16.595 empleados directos, lo que viene a representar un 1,9% más, y con un 89% de contratos indefinidos. El sector se erige así en un importante motor de la cadena de valor del papel, con una aportación global a la economía española que asciende al 4,5% del PIB y al 18,5% del empleo industrial.

La cadena de valor del papel supone el 8,8% de la facturación de la industria y el 13,2% de su valor añadido, generando un valor añadido muy superior a la media de la industria española.

Mención especial merece el hecho de que el sector se haya decantado por el uso de materias primas locales. El 96% de la madera y el 73% del papel para reciclar que utiliza la industria española de la celulosa y el papel como materia prima son de procedencia local.

El auge de la bioeconomía circular

Asimismo, cabe aludir a las inversiones en bioeconomía circular (1.366 millones en incrementos de capacidad y en innovación y renovación tecnológica durante los últimos cuatro años), que se han focalizado en productos de creciente demanda tales como los papeles para embalajes y papeles de mayor valor añadido como los especiales.

En 2018, las inversiones, con un incremento del 21% respecto al año anterior, ascienden a 471 millones de euros, un 9,9% de la facturación.

Comentarios