La reutilización de RAEE, una oportunidad para la sostenibilidad

0
34

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
34
  • reutilización RAEE, oportunidad sostenibilidad

En una reciente entrevista concedida a Sogama, y recogida en su último número de la Newsletter corporativa, Alejandro Lajo, Socio Director de Revertia, habló del cometido de una entidad de origen gallego que, curiosamente, nació en los años más duros de la crisis y que hoy se ha convertido en todo un referente en el ámbito de la sostenibilidad dando una nueva vida a los equipos informáticos y de telecomunicaciones.

La economía circular impregna la filosofía corporativa de una empresa que ha demostrado que la reutilización, ya posicionada en la normativa europea como opción previa al reciclaje, constituye el mejor tratamiento para muchos materiales, como es el caso de los RAEE. Con un adecuado reacondicionamiento, pueden volver a utilizarse, una operación que trae consigo importantes beneficios ambientales, económicos y sociales.

En este escenario, y tras más de seis años de actividad, Revertia, que cuenta con un centro de gestión en la localidad pontevedresa de Porriño, ha conseguido pasar de tratar 20 toneladas de residuos en 2011 a 280 en 2017, un salto cuantitativo que la ha llevado a abrir una nueva infraestructura estratégica en Madrid a fin de optimizar la logística y centralizar la recepción de desechos procedentes de distintos puntos de España; una decisión que ha traído consigo una mayor competitividad y un importante ahorro en las emisiones de CO2 derivadas del transporte.

Tratamiento con garantías de calidad

Una vez recepcionados los equipamientos informáticos y de telecomunicaciones en sus instalaciones, la compañía separa aquéllos que resultan aptos para ser reutilizados. Procede así a su limpieza, borrado seguro de la información de los discos duros e instalación del sistema operativo; una operación que se lleva a cabo con rigurosos procedimientos estandarizados y catálogos de tratamiento que han sido mejorados y optimizados a lo largo del tiempo, sometiendo los equipos a controles de calidad para garantizar que, cuando sean entregados a los consumidores, cuenten con plenas garantías de funcionamiento. Aquéllos que no pueden ser reutilizados, se envían a centros de reciclado para que sus componentes puedan ser recuperados y transformados en nuevas materias primas.

Dado que las Tablets y Smartphone tienen un período de uso muy corto en manos de su primer propietario, desechándose cuando no han completado su itinerario de vida, la empresa participa en un proyecto europeo liderado por la Diputación de Pontevedra, donde se estudiarán las posibilidades de reutilización de estos dispositivos para analizar su viabilidad desde todos los puntos de vista de la sostenibilidad.

Recursos valiosos

El campo de trabajo es amplio, toda vez que los RAEE están creciendo tres veces más rápido que el resto de los residuos. De hecho, tal y como apuntó Lajo, en Europa se generaron el pasado año 20 millones de toneladas y, en España, más de 800.000, por lo que urge una correcta gestión de los mismos. No hacerlo así, además del negativo impacto ambiental que ello supone, representa una importante pérdida de recursos valiosos tales como metales básicos, especiales y preciosos. Un lujo que no nos podemos permitir en un momento en el que los recursos naturales son escasos y su extracción muy costosa. La riqueza que albergan los residuos industriales es tal, que ya se califica al sector de la recuperación y el reciclaje como la nueva minería urbana. Su elevado contenido en materias primas secundarias y subproductos para otros usos hace posible la transformación de residuos en recursos, máxima de la economía circular.

Tablets y smartphones, en el punto de mira

Pero las aspiraciones de Revertia van más allá y por ello no quieren perder la oportunidad de indagar en nuevos nichos de mercado que puedan ser beneficiosos para el medio ambiente. De ahí que ya hubiese participado en un proyecto europeo denominado “ecoRaee”, financiado por el programa Life+, en consorcio con la Universidad de Vigo y el Centro Tecnológico Energylab, y a través del cual se demostró que la reutilización de equipos informáticos es más eficiente que el reciclaje de los mismos desde la dimensión económica, técnica y medioambiental. El análisis del ciclo de vida de un puesto informático tuvo un resultado concluyente, y es que su reutilización permite ahorrar, en términos globales, 191 kilos de CO2 frente a uno nuevo.

Ahora mismo están inmersos en un proyecto que, bajo el acrónimo “Estraee” (Estrategia Sostenible Transfronteriza para la Gestión de los RAEE), se enmarca en el Programa Interreg V-A de cooperación transfronteriza España-Portugal, cuyo objetivo es mejorar la gestión de los RAEE a ambos lados de la frontera con el fin de conseguir índices más levados de recogida diferenciada de esta categoría de residuos y aumentar los porcentajes de reutilización. Y aquí se integra precisamente el estudio correspondiente a la viabilidad de la reutilización de tablets y smartphones.

Comentarios