Día Mundial de los Océanos 2019: plásticos y género

0
63
  • Día Mundial Océanos 2019: plásticos y género
    Una niña pequeña le habla al océano. Finalista del Concurso de fotografía del Día Mundial de los océanos 2017. (Imagen: Dragos Dumitrescu, Rumania)
63

Cada 8 de junio el mar celebra su día especial: el Día Mundial de los Océanos

Aunque la tónica general suele tener que ver con la contaminación por plásticos en las aguas marinas y las soluciones para contribuir a un océanos más limpio, este año el Día Mundial de los Océanos ha querido ir más allá e implicar a la cuestión de género.

Plásticos y género

La importancia de la igualdad de género en este ámbito reside en promover la igualdad de género en todas las actividades relacionadas con el mar y todos los trabajos que en el se desempeñan, como la pesca, la investigación marina y las políticas y gestión de aguas marinas. Esto se hace verdaderamente necesario para fomentar la igualdad y el empoderamiento de mujeres y niñas, en aras de alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5, promovido por Naciones Unidas.

Pero sobre todo no hay que perder de vista lo más importante, concienciar a la opinión pública de que todas las actividades que realizamos en los océanos tienen consecuencias en el medio ambiente y en nuestras aguas muy difíciles de revertir.

Aunque su primera celebración data de 2009, el Día Mundial de los Océanos nació en 1992, durante la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, para celebrar el amor por los océanos y el mar, además de crear conciencia sobre el importante papel que los océanos desempeñan en nuestras vidas y cómo podemos protegerlos.

Por eso se hace necesario limpiar nuestros océanos para prevenir la contaminación por plástico y proponer soluciones para unos océanos más limpios. Los océanos generan la mayoría del oxígeno que respiramos, regulan el clima y el tiempo y también son fuente de alimento y medicinas y parte fundamental de la biosfera. 

¿Cómo no vamos a cuidarlos?

Las cifras de la contaminación plástica de los océanos

  • La contaminación por plástico cuesta a nuestros océanos la vida de un millón de aves marinas y de 100.000 mamíferos marinos al año.
  • El 80% de la contaminación en los océanos la causamos los seres humanos.
  • El plástico genera gastos de alrededor de 8.000 millones de dólares al año en daños a nuestro ecosistema marino.
  • Cada año, al menos 8 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos.
  • Los peces comen el plástico de los océanos y los seres humanos acaban por contaminarse con esos mismos plásticos.

​​

Ahogados en un mar de plástico

Ya que el plástico puede tardar siglos en desaparecer, el problema es aún más grave. La mayor parte de los residuos que llegan a los océanos provienen de lo que se tira al suelo o a los ríos (especialmente en Asia), y luego el viento o la escorrentía los arrastran hacia el agua salada.

Tanto invade el plástico los mares y océanos, que hay constancia de que afecta a cerca de 700 especies, matando a millones de animales marinos al año. Algunos daños son visibles, como animales estrangulados por redes de pesca abandonadas o por los aros que unen los packs de las latas de bebida.

La lucha contra el plástico

ONU ya lo adelantaba, la contaminación de las aguas podría ser una de las principales causas de muerte en 2050, y eso incluye la protección de nuestros ecosistemas de agua dulce y de mares y océanos. Con la adhesión de 57 países a su campaña Mares Limpios, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la lucha contra los plásticos parece arrojar un poco de luz a la situación. Los países que forman parte, y que hasta ahora representan la mayor alianza mundial pra combatir los plásticos en los mares, han prometido reducir los plásticos de un solo uso, proteger las aguas nacionales y fomentar el reciclaje.

Pero solo nosotros podemos hacer que la contaminación por plásticos en los mares sea agua pasada, reduciendo los desechos, reciclando correctamente y concienciándonos de que solo tenemos un planeta, y una oportunidad.

Y vosotros, ¿cómo lucháis contra el plástico en los océanos?

Comentarios