La carrera "Yo No Renuncio" sensibiliza sobre la coeducación en sostenibilidad y reciclaje

0
35
  • carrera "Yo No Renuncio" sensibiliza coeducación sostenibilidad y reciclaje
  • carrera "Yo No Renuncio" sensibiliza coeducación sostenibilidad y reciclaje
  • El obstáculo formado por iglús pone de manifiesto que el 78% de las mujeres asumen la labor de separar de los envases de vidrio, según el estudio realizado por el Club de Malasmadres y Ecovidrio.
  • El próximo día 7 de octubre de 2018 se celebra la primera carrera de obstáculos “Yo No Renuncio” en la ciudad de Alcobendas (Madrid), un circuito de 5km con 13 obstáculos, que simbolizan las diversas barreras que encuentran las mujeres en la sociedad y ámbito profesional.
  • El Club de Malasmadres cuenta con el apoyo de Ecovidrio y la periodista América Valenzuela para destacar el compromiso con la educación en valores como el respeto al medioambiente y el desarrollo sostenible.

Sobre la Entidad

Ecovidrio
Entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar el reciclado de todos los residuos de envases de vidrio en España.

Un laberinto formado por varios contenedores verdes y es el obstáculo elegido por Ecovidrio para la “1ª Carrera de Obstáculos Yo No Renuncio” el próximo 7 de octubre en la ciudad de Alcobendas (Madrid). La iniciativa, realizada por El Club de Malasmadres, cuenta con el apoyo técnico y la colaboración de Laetus y de Club Ecosport Alcobendas. El objetivo es sensibilizar sobre la importancia de la corresponsabilidad en el hogar a la hora de educar en sostenibilidad y de realizar tareas domésticas relacionadas con el reciclaje de envases de vidrio. 

Si bien 9 de cada 10 hogares se declara comprometido con el reciclaje de envases de vidrio, en el 78,6 % de los casos son las mujeres las responsables de separar estos envases frente al 18,3 % de sus parejas y el 2,7 % de los casos en el que se encargan los hijos e hijas. Esta es una de las principales conclusiones del estudio realizado por el Club de Malasmadres y Ecovidrio que ahonda en la preocupación de madres y padres en materia de educación ambiental y los hábitos de las familias.

En este sentido, Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclaje de envases de vidrio en España, se une a la “1ª Carrera de Obstáculos “Yo No Renuncio” para poner en valor la necesidad de un modelo sostenible, desde el punto de vista ambiental y social donde la lucha por la corresponsabilidad juega un papel esencial.

El hogar adquiere un papel preponderante para la educación medioambiental, según los resultados del estudio. La práctica diaria, de tareas como el reciclaje de envases de vidrio, se consolida como la mejor forma de enseñar a los niños hábitos sostenibles seguido de la educación en los colegios y los programas educativos en medios de comunicación, entre otros aspectos.

La investigación también revela que para el 60 % de las madres y padres, el respeto por el medioambiente es uno de los tres aspectos prioritarios en la educación de los hijos, solo por detrás del respeto a la diversidad y el desarrollo de estilos de vida saludables. El cumplimiento de normas cívicas y el consumo responsable completan la relación.

1ª carrera de obstáculos “Yo No Renuncio”

La carrera “Yo No Renuncio” quiere visibilizar el problema de la conciliación que hay en la sociedad a través del deporte, dando voz a todas las mujeres ante un problema social que necesita del compromiso urgente de familias, gobierno y empresas. Un cambio social que pasa por educar en igualdad y corresponsabilidad.

La carrera, que consta de 5km, es un circuito de 13 obstáculos que simbolizan las barreras a las que se enfrentan las mujeres en su carrera profesional y que les impiden poder conciliar con su vida personal y familiar.

Ecovidrio cuenta con el apoyo de la periodista y divulgadora científica, América Valenzuela quien comparte su compromiso con la protección del medioambiente y los valores del Club de Malasmadres: "Los niños y niñas tienen la llave para garantizar el futuro del planeta. La verdadera revolución verde es que ellos aprendan las herramientas para conservar el entorno y llevar un modo de vida sostenible. Todos podemos contribuir a que una labor tan importante como es la educación ambiental sea compartida en los hogares. Para mí es un honor poder apadrinar una causa como esta y contribuir a la movilización por la corresponsabilidad y la sostenibilidad”.

Laura Baena Fernandez, fundadora del Club de Malasmadres y presidenta de la Asociación Yo No Renuncioesta carrera tiene un trasfondo social que queda reflejado en obstáculos como el laberinto de contenedores verdes, que visibilizan la necesidad de compartir las responsabilidades domésticas y familiares, especialmente aquellas que son invisibles como la educación y la transmisión de valores como el respeto por el medioambiente”.

Comentarios