Mallorca avanza en la construcción de la planta de metanización y compostaje

0
37
  • Mallorca avanza construcción planta metanización y compostaje
  • Las obras, que tienen un presupuesto de 7,7 millones de euros, comenzarán en el mes de abril y se pondrá en servicio en mayo de 2019

Sobre la Entidad

37

El Pleno del Consell ha aprobado por unanimidad el proyecto ejecutivo de ampliación de la planta de metanización, fase II, previsto en la revisión del Plan Director Sectorial para la Gestión de los Residuos Urbanos de la isla de Mallorca y que permitirá dar cabida a la recogida de la fracción orgánica y los lodos de depuradora. 

Se tiene previsto que las obras, que tienen un presupuesto de 7,7 millones de euros, comiencen en abril de este mismo año y que se alarguen durante catorce meses. Durante el mes de enero de 2019 se llevarían a cabo las primeras pruebas de puesta en marcha y en mayo de 2019 se pondría en servicio. 

Su capacidad de tratamiento será de 63.000 toneladas de FORM, más las toneladas de lodos no digeridos que otras instalaciones no puedan tratar. El volumen previsto es de 250m3

La implantación de esta fase II se reduce prácticamente a la instalación de los nuevos equipos siendo mínima la obra civil a ejecutar, ya que el planteamiento modular que se hizo contemplaba las reservas de espacio necesarias tan para esta fase como para la siguiente. 

La planta de metanización y compostaje, ubicada en el área de Can Canut, es una instalación que recibe y gestiona lodos de depuradora y fracción orgánica procedente de recogida selectiva (FORM), además de fracción vegetal u otras maderas no tratadas que se emplea como material estructurante. La zona de metanización se diseñó en tres fases para poder adaptar la capacidad de tratamiento a la implantación de recogida selectiva de FORM. Cada fase de metanización suponía una línea de tratamiento adecuada a las necesidades de proceso del residuo, un digestor y un nuevo motor ubicado en la nave existente. 

El incremento de los últimos años en la recogida selectiva de la fracción orgánica (durante 2017 aumentó un 20% respecto de 2016) ha conducido a una situación en la que esta instalación se encuentra al límite de su capacidad operativa. En función de este dato y, en previsión de nuevos incrementos en la recogida de esta fracción, se decidió activar la autorización y ejecución de la segunda fase. Hay que recordar que en el nuevo Plan Director Insular de Residuos no peligrosos de Mallorca se incluirá la implantación de la fracción orgánica en toda la isla, lo que supondrá un aumento aún más significativo de los datos de recogida. 

Comentarios