La importancia de la buena gestión de residuos: el desastre medioambiental de Ajalvir

1
294
  • importancia buena gestión residuos: desastre medioambiental Ajalvir
    Terrenos de Recycling Hispania. Fotografía: Pablo González Cebrián/ iResiduo.

Sobre el blog

Paula Sánchez
Redactora y RRSS en iResiduo e iAgua. A veces escribo.
294

España recicló en 2018 casi 20 millones de toneladas de residuos. Teniendo en cuenta que generamos una media de 450 kilos de basura por persona al año, la cifra no es nada alentadora. Y es que España suspendía el año pasado en la materia de reciclaje, y quedaba muy lejos del objetivo de reciclar el 50 % de los desechos fijado por la Unión Europea para 2020.

Pero no solo es importante reciclar, sino reciclar bien y por parte de todos, empresas y particulares. Y si no que se lo digan a los vecinos de Ajalvir, ahogados en basuras desde hace años.

El municipio cuenta con una montaña de residuos de más de 80.000 toneladas, ubicada en unos terrenos a 26 kilómetros de la capital. Todo el vidrio que se recicla en Madrid acaba allí, en Recycling Hispania, la empresa encargada de tratar estos residuos.


Terrenos de Recycling Hispania. Fotografía: Pablo González Cebrián/ iResiduo.

Conociendo la historia

Según informa El País, Recycling Hispania empezó a operar en Ajalvir en 1984, en una zona industrial llamada “Las Marinas”. Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro que gestiona envases de vidrio en España, ayudó a la empresa y a sus propietarios a ampliar el negocio del reciclaje de vidrio. De hecho, fue Ecovidrio, por medio de un concurso, la que contrató los servicios de empresas externas para tratar el vidrio y convertirlo en polvo.

Todo fue bien hasta el año 2007, cuando una suculenta oferta llamó a la puerta de los cuatro dueños de Recycling y decidieron vender la empresa, conservando aún el terreno donde se ubicaba la empresa, ya que los nuevos propietarios prefirieron alquilarlo.

El problema vino después.


Terrenos de Recycling Hispania. Fotografía: Pablo González Cebrián/ iResiduo.

Reciclando bien

Cuando tiramos algo al contenedor de reciclaje no somos conscientes de lo que podemos facilitar el proceso si lo hacemos correctamente.

Lo que tiramos al contenedor de vidrio se vuelca en máquinas que separan el vidrio de los elementos que quedarán fuera del proceso de reciclado. Ahí se puede ver desde ropa a colchones, pasando por drogas y hasta pistolas. El proceso es sencillo: una vez apartado lo que no se va a reciclar, se deja amontonado un año, a la intemperie. Transcurrido ese tiempo, se vuelve a introducir en la máquina y lo que no se pueda reciclar, se lleva a un vertedero.


Terrenos de Recycling Hispania. Fotografía: Pablo González Cebrián/ iResiduo.

Porque reciclar correctamente no es solo cosa nuestra… Si no se gestionan los residuos de una manera adecuada, puede pasar lo que ha pasado en este vertedero.

La montaña de residuos de Ajalvir lleva creciendo desde hace 12 años, cuando los nuevos propietarios de Recycling Hispania dejaron de enviar los residuos que no se podían reciclar al vertedero.

El resultado: 80.000 toneladas de tapones, plásticos, cerámica y vidrios que forman una montaña de basura visible desde lejos.


Terrenos de Recycling Hispania. Fotografía: Pablo González Cebrián/ iResiduo.

El dueño de los terrenos, los trabajadores y los vecinos ya han denunciado la situación, incluso la Comunidad de Madrid sancionó a la empresa con una multa de 12.000 euros, pero la empresa ni la ha pagado, ni ha quitado un solo vidrio de su montaña.

A pesar de que la normativa medioambiental dicta que los residuos no peligrosos no pueden permanecer en el lugar de almacenamiento más de dos años cuando se destinen a valorización, y no pueden exceder el año cuando se destinen a eliminación, la montaña de basura ya invade los terrenos cercanos, contaminando con los líquidos resultantes de la acumulación de basuras, y provocando un desastre medioambiental.

¿Veis ahora la importancia del buen reciclaje?


Terrenos de Recycling Hispania. Fotografía: Pablo González Cebrián/ iResiduo.

Comentarios