Convenio de Bamako: África evita convertirse en un vertedero de desechos tóxicos

0
41

Sobre la Entidad

PNUMA
El programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente tiene como misión dirigir y alentar la participación en el cuidado del medio ambiente inspirando, informando y dando a las naciones y a los pueblos los medios para mejorar la calidad de vida. 
41
  • Convenio Bamako: África evita convertirse vertedero desechos tóxicos

Las naciones africanas han estado en el centro de incidentes relacionados con el vertido de desechos peligrosos durante mucho tiempo. Desde el derrame de barriles de residuos tóxicos en Koko, Nigeria, en 1988, y el escándalo del Probo Koala en Costa de Marfil, en 2006, hasta las actuales montañas de desechos electrónicos que amenazan la salud en el oeste de África, el continente sigue siendo severamente afectado por los productos químicos nocivos.

En un esfuerzo por evitar que ocurran de nuevo incidentes como “Koko” y “Probo Koala”, y para reforzar los tratados internacionales existentes que abarcan el envío y la eliminación de desechos peligrosos, según lo establecido en los convenios de Basilea y Bamako, los Estados africanos se reúnen en la segunda Conferencia de las Partes (COP2) del Convenio de Bamako.

La conferencia en Abiyán, Costa de Marfil, será una plataforma para discutir formas y medios de garantizar que el continente se deshaga de los desechos peligrosos y contribuya al logro de un planeta libre de contaminación.

La declaración sostiene que "la importación de desechos peligrosos en África es un crimen contra la humanidad"

"Tenemos la responsabilidad colectiva de proteger a las comunidades de las consecuencias ambientales y de salud del vertido de desechos peligrosos", dijo Ibrahim Thiaw, Director Ejecutivo Adjunto de ONU Medio Ambiente. "Nuevas asociaciones público-privadas regionales podrían conducir a la creación de instalaciones adecuadas para gestionar los residuos peligrosos generados en África".

El Convenio de Basilea, establecido en 1989, impide el envío de desechos peligrosos de países industriales a países en desarrollo. Este tratado internacional establece un procedimiento de estrictos requisitos y consentimientos para cualquier movimiento transfronterizo de desechos peligrosos.

Para complementar el Convenio de Basilea, las naciones africanas establecieron el Convenio de Bamako en 1991. El convenio, que entró en vigor en 1998, tiene como objetivo proteger la salud de las poblaciones y el medio ambiente de los países africanos al prohibir la importación de todos los materiales peligrosos y radioactivos desechos.

También impide el vertimiento o la incineración de desechos peligrosos en los océanos y las aguas continentales, y promueve la reducción y el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos en el continente africano.

Las naciones africanas han estado en el centro de incidentes relacionados con el vertido de desechos peligrosos durante mucho tiempo

El convenio además tiene como objetivo mejorar y garantizar la gestión y el manejo ecológicamente racional de los desechos peligrosos en África, así como la cooperación entre las naciones africanas.

"Se espera que en la COP2 del Convenio de Bamako, las partes reafirmen su compromiso con la implementación efectiva del tratado, incluyendo el establecimiento de sinergias con otros tratados internacionales", dijo Julliette Biao Koudenoukpo, Directora Regional y Representante de ONU Medio Ambiente en África.

“También se espera que las partes identifiquen mecanismos y recursos financieros para implementar el convenio", agregó.

La primera Conferencia de las Partes del convenio tuvo lugar del 24 al 26 de junio de 2013 en Bamako, Mali. Uno de sus resultados fue una declaración de los ministros africanos de medio ambiente en la que expresan su determinación de "evitar que África se convierta en un vertedero de desechos tóxicos mediante la aplicación efectiva del Convenio de Bamako".

La declaración sostiene que "la importación de desechos peligrosos en África es un crimen contra la humanidad" y reafirma el compromiso "a actuar rápidamente para superar las barreras de la gestión eficaz y la minimización de los residuos en África mediante un mayor conocimiento de los escenarios sobre desechos, a fin de evitar daños a la salud y medio ambiente".

Comentarios