El diario escolar de Los Ecovigilantes de Ourense, una muestra de afecto por el medio ambiente

0
8
  • diario escolar Ecovigilantes Ourense, muestra afecto medio ambiente

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
8

Los Ecovigilantes del colegio Divina Pastora de Ourense sorprenden con una nueva iniciativa: un diario escolar en el que, bajo la denominación “Natura Franciscanas”, han querido inmortalizar sus múltiples actividades en favor del medio ambiente. Su pasión por la naturaleza es tal, que no sólo se limitan a actuar para preservarla y mimarla, sino que intentan llevar a cabo una tarea de información y concienciación para que la sociedad en su conjunto se implique y participe activamente en esta noble causa.

El alma mater del periódico, a su vez coordinador del programa “Recíclate con Sogama” 2017-2018 en el centro, el profesor Gonzalo Sánchez Busóns, nos hacía llegar el primer número para dar cuenta del trabajo desarrollado por sus queridos alumnos y avanzar acciones con las que dar continuidad a esa loable tarea de preservar la riqueza natural de Galicia.

Limpiar, recoger y reciclar

La recogida de colillas que otros arrojan al suelo ha constituido una de sus principales tareas. Armados con su “cabichómetro” artesanal y con pancartas reivindicativas, Los Ecovigilantes se concentraron en su día en la Plaza Mayor de Ourense para sensibilizar a la ciudadanía sobre un residuo tóxico que, además, afea el paisaje. Bajo el lema “A la caza de la colilla”, se desplazaron en varias ocasiones al campus universitario de la ciudad para rastrear el suelo y recoger los cientos de colillas que allí encontraron.

De forma paralela, trabajaban en otra iniciativa “1m2 por la naturaleza”, promovida por Ecoembes y SEO/Bird Life. Su objetivo: luchar contra el littering o abandono de residuos en el entorno. Uniformados y equipados con diversos artilugios, organizaron batidas de limpieza en el Monte do Cuco (Montealegre) antes y después de los Magostos, en el entorno de la Presa de Velle y también en la zona del Polideportivo de Oira, donde recibieron la ayuda de Luis, el portavoz del Aula de la Naturaleza, así como de su perro Baloo, que al parecer también se ha sumado al movimiento medioambiental.

Estas salidas se complementaron con otras enmarcadas en el proyecto Ríos, que tiene por objeto muestrear en otoño y primavera la calidad de un tramo del río Loña, estudiando diferentes parámetros tales como ph, dureza, nitratos, oxígeno, turbidez, temperatura, etc. Aquí contaron con la inestimable colaboración de su profesora María José Castro, una auténtica expertas en estas lindes.

Y todo ello sin perder de vista el programa “Recíclate con Sogama”, en el que participan desde hace años. Cuentan con una isla de reciclaje en el centro, conformada por varios contenedores de recogida selectiva en los que depositan de forma segregada los distintos residuos para propiciar su posterior reciclado. Se embarcaron en todas las actividades ofertadas por Sogama y lo pasaron en grande con el juego gigante “Un partido polo planeta”, en el que formaron dos equipos: el Sporting Sogama y Los Recicladores. No desvelaron cuál de ellos ganó, aunque un empate sería el resultado más favorable.

También se muestran especialmente satisfechos con la actividad de su compostador, cedido igualmente por esta empresa pública, donde depositan los restos orgánicos procedentes del comedor escolar para elaborar abono con el que luego fertilizan su huerta ecológica.

Su trabajo ha sido tal, que incluso el presidente de la Diputación Provincial de Ourense quiso verlo por sí mismo, prestando especial anteción a la labor desarrollada en el marco de la Semana de la Ourensanía.

Balance de tan solo cuatro meses. De aquí a final de curso, Los Ecovigilantes obsequiarán a la población con nuevas actividades que ya están gestando y que, sin lugar a dudas, darán mucho que hablar.

Comentarios