Gonzalo Sánchez Busóns: "Mi máxima es pensar globalmente y actuar localmente"

0
23

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
23
  • Gonzalo Sánchez Busóns: "Mi máxima es pensar globalmente y actuar localmente"
  • En declaraciones a Onda Cero Galicia, Gonzalo Sánchez Busóns, profesor desde hace más de dos décadas en el colegio Divina Pastora de Ourense, explicó los proyectos medioambientales en los que trabaja para contribuir a formar a ciudadanos del mañana más responsables y comprometidos con el entorno.
  • En su faceta de coordinador del programa “Recíclate con Sogama” 2017-2018, entiende que es una prioridad que los pequeños interioricen la importancia del reciclaje y que separen correctamente los residuos en origen.
  • En este marco, considera que la educación ambiental debe estar presente de forma transversal en todas las disciplinas objeto de estudio.
  • Cualquier motivo, por pequeño que sea, constituye para él razón suficiente para ayudar al medio ambiente. Ejemplo de ello es su participación, con su grupo de Ecovigilantes, en el proyecto Libera, cuyo objetivo es hacer frente al littering, o bien su lucha contra las colillas arrojadas al suelo.

En una entrevista concedida a Onda Cero Galicia, Gonzalo Sánchez Busóns, docente en el colegio “Divina Pastora” de Ourense y coordinador a su vez del programa “Recíclate con Sogama 2017-2018”, puso de relieve la importancia que la protección del medio ambiente ha tenido desde siempre para este centro. No en vano, como bien apuntaba, “pertenecemos a la orden de los Franciscanos y no debemos olvidar que nuestro querido San Francisco de Asís es el patrono de la ecología”.

Hace más de dos décadas que Sánchez Busóns trabaja de lleno en el ámbito de la educación ambiental, procurando abordar el cuidado del entorno de manera transversal en todas las disciplinas que imparte. Son múltiples los programas en los que ha participado de forma activa desde entonces y a los que ha contribuido solidariamente. Cualquier motivo le sirve para organizar una campaña, sea de recogida de residuos, de ornitología, de cuidado de animales o de movilidad sostenible. Lo importante para él es contribuir, sumar, ayudar, siempre desde el trabajo en equipo y siempre desde la unidad.

En este escenario, no es de extrañar que el Divina Pastora de Ourense fuese uno de los primeros colegios en embarcarse en el programa “Recíclate con Sogama”, en el que han continuado desde entonces a fin de instaurar y perpetuar la recogida selectiva en las aulas y formar a los alumnos para que aprendan a separar los residuos y acierten a la hora de depositarlos en los contenedores adecuados. Gonzalo Sánchez sabe que este gesto resulta fundamental para garantizar el reciclaje y propiciar que esos desechos se conviertan en recursos y con ello se evite el masivo consumo de materias primas vírgenes.

La lucha contra el littering, una carrera de fondo

Siempre está atento a cualquier movimiento social que permita colaborar. En cuanto nació el proyecto Libera, promovido por SEO\Birdlife y Ecoembes, ya se adscribió al mismo con sus alumnos. Estaba dispuesto a invertir parte de su tiempo en recoger residuos, es decir, en limpiar lo que otros ensuciaban. Y en esta batalla lleva durante los últimos meses. El grupo de Ecovigilantes del Divina Pastora, que él lidera, participa en la campaña “1m2 por la naturaleza” y en breve se integrarán en la próxima “1m2 por los pantanos, los ríos y los lagos”. Está convencido de que  todos los esfuerzos son pocos para hacer frente al littering o abandono de basura, un fenómeno que atenta contra la integridad de los ecosistemas y la propia salud de las personas.

Su lucha contra las colillas tampoco tiene cuartel. Se echó por las calles de Ourense con sus pupilos para instar a la población a que no arrojase colillas al suelo, logrando que otros colectivos sociales se uniesen también a esta iniciativa.

La cara oscura de las fiestas del magosto, con basura contaminando los montes, le irrita profundamente, pero no pierde el tiempo lamentándose. Pasa a la acción con su grupo para restaurar los espacios degradados y aprovechar eventos de esta tipología para llevar a cabo una tarea de concienciación y sensibilización a fin de que la población acabe interiorizando la necesidad de consumir de forma responsable, de actuar con civismo, de reducir la producción de desechos, de aprovechar al máximo los productos y de contribuir al reciclaje. Sólo así se podrá avanzar hacia un futuro sostenible.

La máxima “Hay que pensar globalmente, pero actuar localmente” guía su modus operandi. Nada le hace perder la esperanza en un mundo mejor y ya son muchas las iniciativas que tiene en mente y en las que a buen seguro seguirá trabajando de forma inquebrantable. Tiene clara su función: formar a los adultos del mañana, y a ellos dedica sus esfuerzos.

Comentarios