Proyecto EKO-KOOPERA, convirtiendo ropa usada en moquetas de alta gama para coches

0
51

Sobre la Entidad

Koopera
Cooperativa de segundo grado en la que participamos Cooperativas de Iniciativa Social y Empresas de Inserción impulsadas por Cáritas.
51

El proyecto EKO-KOOPERA, en el que participan la empresa de economía circular Eko-Rec, la cooperativa Koopera, la empresa Startecnik y la consultoría Prysma, ofrece una solución innovadora a toneladas de textil sintético que son desechadas anualmente en nuestro entorno, transformándolas en moquetas para el sector automoción.

Según cálculos del Ministerio de Medio Ambiente los residuos textiles que se generan en nuestro país suponen más del 4% del total de desechos que tienen origen doméstico, cifra que supera las 50.000 Toneladas al año y que va en aumento cada día.

Koopera recoge cada año en las 11 provincias en las que dispone de contendores para la recogida selectiva, 18.000 Toneladas de textil post-consumo. El 4 % de ese residuo recogido, es decir, más de 700 Toneladas anuales, está compuesto por prendas de poliéster no reutilizables, que actualmente son dedicadas exclusivamente a valorización energética, con el consiguiente impacto ambiental y económico.

Como respuesta al reto de reciclaje de este tejido sintético, el proyecto Eko-Koopera ha desarrollado un innovador proceso de trituración, aglomeración, inyección y punzonado que permite reintroducir este tejido en el mercado de consumo.

Las pruebas piloto y análisis realizados demuestran que considerando el contenido mínimo de material en las fibras y con la adición de fibra fabricada a partir de poliéster reciclado, el textil post-consumo triturado obtiene la viscosidad adecuada para confeccionar la cara visible y el soporte de una moqueta creada 100% a partir de material reciclado. Las moquetas producidas han sido clasificadas por el sector automoción como aptas para alta gama, habiendo demostrado, entre otras, gran resistencia a la luz ultravioleta. En las próximas semanas se definirá y validará el proceso de fabricación que permita convertir el proyecto de demostración en una alternativa industrial viable.

El proyecto está liderado por Eko-Rec, empresa guipuzcoana de economía circular con amplia experiencia en el mundo del reciclaje de plástico post consumo. El proyecto se desarrolla a su vez con la participación de Koopera, cooperativa de segundo grado de innovación social y ambiental, Startecnik, fabricante de moquetas para el sector automoción; la consultoría de gestión especialista en proyectos de medio ambiente Prysma, y la Sociedad Pública de Gestión Ambiental Ihobe.

Comentarios