IVA cero para impulsar la reutilización

0
74

Sobre el blog

Jorge Castañeda Pastor
Activista multi-causa. Aquí escribo sobre reciclaje, reutilización y reducción del consumo (y el desperdicio) como vías para contribuir a un mundo sostenible y libre de pobreza y desigualdad
74
  • IVA cero impulsar reutilización

Últimamente se habla bastante de reciclaje, reparación, reutilización, economía circular… Se trata de una buena noticia, sin duda, pero no se pueden echar las campanas al vuelo. Queda mucho, muchísimo, por hacer. El margen de mejora es muy amplio tanto a nivel de ciudadanía, como de empresas y administraciones públicas.

Por lo que sé, la Comisión Europea ha invitado a estas últimas a que utilicen instrumentos económicos para garantizar la prolongación de la vida útil de los productos mediante la reutilización y la reparación. Entre esos instrumentos está la política fiscal y concretamente el IVA.

En este sentido, hace unos meses os contaba por aquí que había estado trabajando, junto a Pica para arriba, en la campaña #SeMerecenUn10 de Amigos de la Tierra (todavía podéis firmar la iniciativa si no lo habéis hecho, por cierto). Ahora es el turno de que os cuente algo sobre #UnImpulsoRedondo de AERESS en la que también hemos estado implicados.

#UnImpulsoRedondo busca que se elimine el IVA para la reutilización de residuos desde la Economía Social y Solidaria, decisión que le correspondería tomar al Ministerio de Hacienda y Función Pública.

El mecanismo es sencillo, sobre todo si eres un economista experimentado como Cristóbal Montoro, titular del Ministerio. La cuestión es que si baja el IVA, bajará también el precio de los productos reutilizados y, por tanto, se incrementará su demanda. Teóricamente un precio mejor hará que la ciudadanía compre menos productos nuevos y más productos reutilizados.

Consecuencia: con la ley de la oferta y la demanda en la mano, principio básico de la economía de mercado, #UnImpulsoRedondo traerá aparejados varios beneficios muy interesantes. Dos de ellos probablemente bastante conocidos y un tercero no tanto (al menos para mi). Entre los más conocidos, y no por ello menos importantes, están los medioambientales. Por un lado eliminación de residuos. Según cálculos de AERESS, con el tipo impositivo actual (21%) se recuperan cada año 17.000 toneladas de residuos, que podrían ser muchas más. Por otro lado, se reducirían las emisiones de CO2 ya que, como es bien sabido, reutilizar supone no producir, por lo que se evitan distintos consumos de energía. En este sentido, el nivel de actividad actual de AERESS supone que 100.000 toneladas de este gas no vayan a la atmósfera, cantidad que podría ser mucho mayor si se reutilizara más, es decir, a través de la aplicación de #UnImpulsoRedondo.

Voy ahora al tercer gran beneficio, el que os decía que no era tan conocido para mi hasta que empecé a trabajar con AERESS. La cuestión es que las entidades que forman parte de esta asociación emplean a cientos de personas en situación o riesgo de exclusión social. Es decir, inmigrantes, refugiados, parados de larga duración, personas sin hogar, minorías étnicas… Personas que no tienen fácil encontrar empleo por diversas circunstancias que se suman a la ya poco halagüeña situación del mercado laboral español. Pero si hay más actividad de reutilización, las oportunidades de empleo crecerán, cosa que estoy seguro que agradecerán.

Eso en cuanto a beneficios. Si hablamos de costes, lo bueno de la medida es que son bastante reducidos. Algo menos de 15 millones según estimaciones de AERESS. Es dinero, sí, pero si lo comparamos con otros gastos del Estado veremos que se trata de una cantidad que merecería la pena invertir, dados los beneficios que comentaba anteriormente. Esos 15 millones de euros son el 0,02% que se ingresa por IVA. Muy poco si lo comparamos con, por ejemplo, el rescate a las autopistas que dicen que rondará los 2.000 millones de euros. No es nada si lo ponemos al lado del fraude fiscal en España -59.000 millones según Oxfam Intermón- y también está muy por debajo de otros destinos de dinero público. Una simple búsqueda en Google os dará algunos datos bastante mayores. Por ejemplo, los 43 millones que cuesta el carenado de uno de los submarinos de la Armada.

Voy terminando. Si has leído hasta aquí y te he convencido de que #UnImpulsoRedondo es una buena medida, ahora toca pasar a la acción. Es sencillo, puedes decírselo al Ministerio de Hacienda y Función Pública a través de Facebook o de Twitter y para ello puedes utilizar el hashtag de la campaña y las imágenes que podrás encontrar en los perfiles de redes sociales de AERESS.

Entre todos podemos dar #UnImpulsoRedondo a la reutilización.

Comentarios